Volver al índice de fichas

Fichas de cuidados por género

Género Acanthoscurria

Acanthoscurria geniculata

Especies:

https://wsc.nmbe.ch/genus/3317/Acanthoscurria
Acanthoscurria juruenicola

Localización:

Tiene una amplia representación en el Sur de América: Brazil, Bolivia, Perú, Paraguay, Argentina, Guyana Francesa, Venezuela. Siendo Brasil el país con mayor número de especies de este género.

Hábitat:

Género terrestre. Vive principalmente en zonas de bosque tropical, hace nidos bajo troncos, y raices o aprovecha cavidades en el sustrato para adaptarlos y vivir en ellos. En cautividad aprovechan bien los nidos artificiales y gustan de cavar siempre que tienen oportunidad.

Descripción general:

Es un género con especies de buen tamaño, superando en muchos casos los 15 cm, la especie más grande posiblemente sea A. geniculata con unos 20 cm de diametro, aunque también hay especies de talla más moderada como A. cordubensis que se queda en unos 12 cm.

Acanthoscurria theraphosoides

La coloración general es una base de colores que van del marrón al negro, la mayroia de especies poseen líneas blancas o color crema en sus rodillas y algunas también en las tibias, además suelen tener pelos anaranjados o rojizos en el abdomen. La más llamativa y popular del género es A. geniculata por su combinación de tamaño y anillos blancos en las patas. Los machos suelen ser prácticamente iguales a las hembras y tienen siempre ganchos tibiales.

Son especies nerviosas y defensivas que tienden a lanzar pelos urticantes. Su veneno es devil.

Por lo general son muy voraces y de crecimiento medio-rápido.

Se considera que viven una medía de 14 años, algunas especies pueden vivir algo más.

Terrario:

Las medidas del terrario deben ser como mínimo las estándar para especies medianas, 30x25x25 cm (largo, alto, ancho). Para A. geniculata un terrario algo mayor al anterior no le vendrá mal. Seria conveniente un sustrato de unos 10 cm por si quiere escavar y además debemos proporcionar una madriguera.

Acanthoscurria sternalis

Temperatura:

La temperatura debe rondar los 26ºC durante el día con un descenso de un par de grados por la noche. Es un genero con especies durás, sobre todo las especies Argentinas, por lo que aguantan bien tempoaradas con temperaturas más bajas en invierno, aunque en cautividad el minimo no debe bajar de 20ºC siendo ideal que no baje de 22ºC durante todo el invierno.

Humedad:

La humedad debe estar entre el 70% y 80% para la mayoría de especies. El sustrato deberá permanecer más bien seco. Se recomienda humedecer solo una zona y que ella la que decida donde ponerse, aunque como decimos la tendencia será colocarse en la zona más seca, es por ello que suelen agradecer un cacharro de agua.

Reproducción:

Es una especie muy prolífica y pasados 3-4 meses desde el apareamiento harán un saco en el cual depositarán entre 300 y 800 huevos que eclosionarán unas 10 semanas después (según las condiciones). A los dos meses de la incubación podemos retirar la ooteca e intentar incubarla nosotros mismos.